Cuando Alba llegó a Nueva Zelanda

La historia de Alba Jansá en Nueva Zelanda

Alba se cansó de su vida rutinaria en la oficina y decidió dar un giro a su vida, comprar un billete de avión y venirse a Nueva Zelanda. Hoy nos cuenta su historia, desde la primera vez que se planteó la aventura hasta hoy, que nos escribe desde Auckland.

Recuerdo antes de venir que yo sentía que quería probar cosas nuevas, que tenía ganas de viajar y descubrir mundo, que no quería quedarme estacada, que quería seguir aprendiendo, conocer gente y otras culturas, buscaba sentirme más libre y ponerme a prueba a mí misma.

Hacía tiempo que Nueva Zelanda me llamaba mucho la atención, me atraían mucho los paisajes impresionantes que componen el país, las costumbres de la gente y las tradiciones de sus maorís, la cultura y su estilo de vida tan típico. No obstante, no fué hasta coincidir con este pensamiento cuando empezé a buscar realmente más información. El hecho fué que cuanta más información iba buscando, más me atraía el país y más ganas tenía de estar aquí.

Después de pasar los días, cada vez lo tenía un poco más claro y considerando la ocasión, decidí que era el momento de hacer un cambio de vida y… ¡lanzarme a la aventura!

 

 

Realmente estoy super contenta de haber dado el paso ya que he podido comprobar que Nueva Zelanda tiene todo lo que yo estaba buscando

Una vez lo tuve claro, poco a poco lo fuí comunicando a la familia y a los amigos y fuí encajando las piezas hasta tenerlo todo cerrado para poder venir aquí. Quizás esta fué la parte que más me costó, la de ir cerrando temas, porque son muchos y diversos aspectos que tienes que cerrar y pasar a una vida completamente diferente, pero también es el momento más emocionante!! y yo estaba super entusiasmada!! Además yo soy de la opinión que si te lo planteas es por alguna razón y muchas veces la mejor oportunidad es ahora ya que en un futuro nunca sabes si puede que ser demasiado tarde o puede haber variado tu situación.

Yo pienso así, que las cosas hay que hacerlas cuando uno las siente y de esta forma nunca habrá lugar para el arrepentimiento! 

Mientras buscaba información en internet tuve la gran suerte de encontrar a Fainders, que me ayudó a preparar el viaje y me asesoró en todos los aspectos en función de mis inquietudes, dudas y necesidades y también anticipándose a ellas, de modo que para mí fue estupendo tener a alguien que me aclarara mis preguntas, alguien que estaba allí, alguien que había pasado por exactamente lo mismo que por lo que iba a pasar yo…

[Tweet “Sabía que tenía el apoyo de Fainders antes y después del viaje y esto te da mucha confianza y te ayuda a andar tranquila por las antípodas.”]

Cuando llegué a Auckland no conocía a nadie más y me tuve que poner las pilas en todos los aspectos. La primera noche dormí en un albergue pero la segunda ya había encontrado piso y fué al cabo de una semana que decidí antes de aposentarme en la ciudad, viajar por todo el país. Recorrí durante todo el primer mes la isla norte y sud y solo puedo decir que no tengo palabras!! Entonces lo entendí todo.

Ahora ya estoy en Auckland y también estoy super contenta. Auckland es una ciudad con mucha diversidad, muchas cosas que hacer y ver y lo mejor de todo… muchas oportunidades!! 

Pienso que es la ocasión perfecta para probar de hacer aquello que quieres, para lanzarte a emprender, para lanzarte a nuevas experiencias, lanzarte a la aventura apostando por aquello que quieres.

Hasta ahora la experiencia ha sido super gratificante y creo que salir de la zona de confort es necesario para crecer tanto personal como profesionalmente. Ahora desde aquí seré yo quien te asesore y te ayude en todo lo que necesites si estás dispuesto/a a dar el salto! Yeah!

En mi opinión, no lo dudes!!!

Y si tú también quieres venia Nueva Zelanda a vivir tu propia aventura escríbenos un mail a info@fainders.com y te ayudamos! 

 

 

Recommended Posts

Leave a Comment