Asier en Nueva Zelanda – Parte II “Todo o nada”

La historia de Asier en el País de la Nube Blanca continua… ¿Te lo vas a perder? 🚌 

 

 

Recuerdo pasar el control de acceso, y pensar que tenía algo más que simples mariposas en el estómago… ¡Después de todo es una sensación normal!¡No sabía lo que me iba a deparar el futuro!.

Pese a todo, 2 meses pueden parecer largos pero no lo son, se pasan echando ostias, perdonadme por la expresión, pero no creo que pudiera resumirlo de una manera más precisa, ya que yo llevo cinco semanas a día de hoy, y recuerdo bien cuando deje a mi madre en el aeropuerto y subí al avión. La gente, vía WhatsApp, en el avión todavía me decía que no se me había perdido nada en Nueva Zelanda.

Y yo les respondía lo contrario, que se me había perdido todo, todo aquello que en Donosti no podía encontrar. Una soledad que de verdad ansiaba, al menos en mi caso, por un par de meses.

Nueva Zelanda

Primero Dubai y luego Melbourne, acompañado de un australiano, al que no le entendía ni torta. De todas maneras Emirates está muy bien, así que os recomiendo utilizarla. También he oído hablar muy bien de Qatar Airlines.

Una vez en Auckland, fui a Tauranga con el Shuttle que había reservado, es como una especie de taxi barato que te deja en la puerta de la dirección que hayas dado. Y creo que ahí fue donde comenzó mi aventura kiwi, ya que fue cuando empecé a ser consciente de verdad que estaba outside Spain.

Mount Maunganui

El castellano ya no me servía y solo podía hablar con la gente en inglés. Y en la escuela tampoco varía mucho la cosa, había un solo español (Ramon Berto, que suplicio me ha tocado contigo…), pero mejor, así logras introducirte más en el idioma.

Ya en Tauranga lo primero que hice fue subir a Mauao, con unas vistas espectaculares. La primera vez me cansé subiendo, pero después de unas cuantas veces es como si fuera un paseíllo normal, además a nadie le viene mal hacer algo de pierna.

Asier en Nueva Zelanda

El lunes comencé con la escuela de inglés, y rápidamente hice buenas migas con la gente, ya que el primer viernes organizamos una potente barbacoa en la playa, pues hay unos lugares habilitado para ello, y let’s go fiesta!

BBQ Mount Maunganui

Entre la escuela y las barbacoas o fiestas en casa de la gente los viernes (por si algún día lo lees Thiago), finalmente hice buenos amigos, de los que te da pena tener que despedirte, sea por que se marchan antes que tú, o como es mi caso ahora, porque el que se tiene que marchar soy yo. Mientras tanto organizamos varias excursiones: a las aguas termales de Rotorua, McLarents falls y otras muchas cosas.

New Zealand Asier and friends

Y finalmente un sitio de parada obligatoria que creo que estando en nueva Zelanda hay que hacer: Hobbiton, La Comarca de los hobbits, flipante. That’s it. Te sientes como un hobbit, o quizás al contrario, como Gandalf, ya que me sentía gigante en comparación con los Hobbit Holes.

Asier Nueva Zelanda

Y ahora me toca hacer un viaje de tres semana solito y desolado, pero tal y como me dijo una amiga (Joyce Errasti), es importante saber pasar tiempo con uno mismo, para conocerse bien a uno mismo.

¿Y DÓNDE MEJOR QUE EN NEW ZEALAND? 😉

 

Recommended Posts

Leave a Comment